Portal de Eventos, Congreso Colombiano y Conferencia Internacional de Calidad del Aire y Salud Pública

Tamaño de la fuente: 
DISTRIBUCIÓN ESPACIOTEMPORAL Y ESTIMACIÓN DE EMISIONES POR QUEMA PRECOSECHA DE CAÑA DE AZÚCAR EN EL VALLE DEL CAUCA
Andrea Cardozo- Valencia, Germán Rueda Saa, Andrea J. Hernandez, Germán Restrepo López, Rodrigo Jimenez

Última modificación: 17/06/2019

Resumen


La adición de combustibles oxigenados a la gasolina y diésel petroquímicos reduce la formación de contaminantes durante la combustión, incluidos hollín, CO, hidrocarburos y NOx. La reducción neta de estas emisiones y de gases de efecto invernadero, particularmente de CO2, CH4, y N2O, es un asunto más complejo y controversial, ya que involucra la cadena de producción entera, incluyendo las emisiones agrícolas, de las que sabe muy poco. En Colombia se producen volúmenes similares de biodiesel de palma de aceite (1261 ton/día en 2017) y bioetanol de caña de azúcar (1005 m3/día en 2017). El valle geográfico del Río Cauca (VRC), en el cual es posible cultivar caña durante todo el año, produce casi el 80% de la caña de azúcar de Colombia. La quema precosecha de la caña de azúcar (QPA) sigue siendo aún una práctica común, dadas sus ventajas en términos de rendimiento y producción, comparada con la cosecha verde, es decir sin quema precosecha. A pesar de su importancia, es muy poco lo que se sabe aún sobre el impacto en la contaminación atmosférica de esta práctica. Esta investigación hace parte del proyecto y campaña de medición CACIQUE (CAuca river valley sugarCane pre-harvest burning aIr QUality Effects), el cual busca cuantificar y atribuir fuentes a la calidad del aire medida en el centro del VRC. Con base en información detallada del año 2018, en esta ponencia presentaremos un análisis detallado de la distribución espaciotemporal de la QPA en el VRC, y una primera estimación de las emisiones atmosféricas asociadas. En el 2018, el 66% del área se cosechó en verde, el 26% mediante quema controlada, y el 8% por incendios, o quemas no intencionales. El análisis también reveló que la mayoría de las quemas se llevan a cabo el periodo 6-8 pm, y una reducción considerable de quemas e incendios en los meses más lluviosos (mayo y septiembre). Se presentarán detalles adicionales, incluyendo resultados de análisis geoestadístico.