Portal de Eventos, Congreso Colombiano y Conferencia Internacional de Calidad del Aire y Salud Pública

Tamaño de la fuente: 
Exposición personal a Material Particulado 2.5 en los Sistemas de Transporte Masivo de Bogotá y Medellín
Maria Paula Castillo Camacho, Isabel Cristina Tunarrosa Grisales, Lina Maria Chacón Rivera, Luis Carlos Belalcazar Cerón

Última modificación: 29/05/2019

Resumen


Estudios recientes indican que los usuarios de transporte público están expuestos a altos niveles de contaminación producida por el mismo vehículo o por fuentes que circulan a su alrededor. En Bogotá, el transporte público masivo consiste en el sistema de buses de tránsito rápido (BRT) diésel, TransMilenio. Investigaciones han demostrado que en TransMilenio los usuarios están expuestos a muy altas concentraciones de material particulado PM2.5. Medellín cuenta con el Sistema Integrado de Transporte del Valle de Aburrá (SITVA), el cual se basa en vehículos eléctricos (Metro, Metrocable y Tranvía) y buses BRT a gas natural. Hasta donde se conoce, no se ha evaluado la exposición personal a PM2.5 en el SITVA.

El objetivo de esta investigación es determinar la exposición personal a PM2.5 al interior de los sistemas de transporte masivo de Bogotá y Medellín. Adicionalmente se evalúan algunos escenarios específicos como la introducción de vehículos Euro V y VI en la flota de TransMilenio, el impacto que tienen los carriles mixtos y exclusivos en la exposición personal a bordo de los buses BRT del SITVA y la implicación del efecto fin de semana en algunos trayectos de ambos sistemas. Se utilizó un monitor DustTrack para medir las concentraciones de PM2.5 y se registró simultáneamente la posición empleando un GPS. En total el estudio se basó en más de 80 horas de datos de medición de PM2.5 y posición. Adicionalmente se calculó la dosis recibida por los pasajeros empleando las metodologías disponibles.

La concentración y dosis promedio de PM2.5 en TransMilenio son de cerca de 190µg/m³ y 2.2µg/min respectivamente, mientras que para el SITVA son del orden de 41µg/m³ y 0.53µg/min. Por lo tanto, se evidencia que los pasajeros del SITVA presentan exposiciones personales mucho más bajas que las encontradas en TransMilenio. Se encontró además que la concentración promedio de PM2.5 registrada a bordo de los buses nuevos de TransMilenio (diésel Euro V) es muy similar a la encontrada en los buses antiguos.